El cuerpo y la mente juntos no tienen nada que hacer a la hora de controlar el alma, ya que el alma se halla totalmente libre de necesidad y, por ello, deja que el cuerpo y la mente hagan siempre lo que quieran. - Neale Donald Walsch