La memoria está siempre a las órdenes del corazón. - Conde de Rivarol