Toda buena filosofía moral no es sino la sirvienta de la religión - Francis Bacon