Las religiones se pierden como los hombres - Franz Kafka