En el principio era el Verbo... No, en el principio era el sexo - Antonio Gramsci