Esfuérzate en ser interesante más que en ser preciso; lo que menos se perdona es la pesadez. - Voltaire