Una esperanza reaviva otra esperanza; una ambición, otra ambición. - Séneca