Primera condición de toda obra maestra pasar inadvertida - Nicanor Parra