En las mujeres, el instinto equivale a la perspicacia de los grandes hombres - Honoré de Balzac