Hablar poco, pero mal, ya es mucho hablar - Alejandro Casona