Escribir es también una forma de protesta. Casi todos los escritores comparten el malestar con el mundo - Ana María Matute