Siempre hay un tiempo para marchar aunque no haya sitio a donde ir - Tennessee Williams