El tiempo puede tener un parto difícil, mas no aborta jamás - Robert de Lamennais