Allí donde comienza la dignidad, la sinceridad se calla - Denís Fonvizin