El pesimismo, cuando te acostumbras a él, es tan agradable como el optimismo. - Arnold Bennett