Una filosofía que no sirve para resolver los problemas de la vida cotidiana, para curar las heridas del alma, no interesa. - Juana Sánchez-Gey