La envidia asesta sus tiros a las cosas más grandes - Ovidio