Es un arca de besos de bocas ya cerradas, es eterna cautiva, del corazón hermana - Federico García Lorca