A un autor le complace siempre su propia obra - Ovidio