Jamás la libertad deja de ser grata - Pierre Corneille