La única forma posible de que perduren valores tales como la confianza y la prudencia, es a través de un estrecho contacto - Sir Winston Churchill