Nuestra existencia no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad. - Vladimir Nabokov