Es cuestión de palabras y no obstante ni tú ni yo jamás,después de lo pasado, convendremos en quién la culpa está - Gustavo Adolfo Bécquer