El amor es una enfermedad inevitable, dolorosa y fortuita - Marcel Proust