Los más desgraciados son los que lloran menos. - Jean-Baptiste Racine