Donde todos sirven para todo, nadie sirve para nada - Concepción Arenal