Obra siempre de modo que tu conducta pudiera servir de principio a una legislación universal. - Immanuel Kant