Si el hombre no sumase a su pena de ayer las penas de mañana, cualquier suerte le sería soportable. - Robert Hamerling