Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos - Jorge Luis Borges