La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino. - Simón Bolívar