No todo término merece el nombre de fin, sino tan sólo el que es óptimo. - Aristóteles


No todo término merece el nombre de fin, sino tan sólo el que es óptimo. - Sigmund Freud