No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor - Alejandro Dumas