No existe peor enemigo que el que uno se forma. - Anónimo