Ni siquiera un Dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo - Buda