El aspecto exterior pregona muchas veces la condición interior del hombre. - William Shakespeare