Tal vez el mejor adorno de Navidad es una gran sonrisa - Anónimo