Mi alma está hecha de luz y tinieblas. No sabe de brumas - Victoria Ocampo