No nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor - San Pablo