Ésta es nuestra obligación hacia el niño: darle un rayo de luz, y seguir nuestro camino. - Maria Montessori