Nadie ataca a un león cuando el campo está lleno de ovejas - George Bernard Shaw