Nada pesa tanto como el corazón cuando está cansado. - Juan Zorrilla de San Martín