El triunfo nunca ha sido un objetivo para mi - José Saramago