Como la vista es al cuerpo, la razón es al alma - Aristóteles