Los ciegos serían felices en este país, que para la lengua es paraíso y para los ojos infierno. - Benito Pérez Galdós