La muerte siempre es temprana y no perdona a ninguno. - Pedro Calderón De La Barca