No trates nunca de pagar a tus enemigos con la misma moneda, ya que si lo haces, será más grande el daño que te harás a ti mismo - Dale Carnegie