Nos hemos de liberar de la falsa idea de que la fe ya no tiene nada que decir a los hombres de hoy - Benedicto XVI