Somos sanados del sufrimiento solamente cuando lo experimentamos a fondo. - Marcel Proust