Quien ama los hombres, ama también su alegría - Fiódor Dostoievski