Antes hay que desconfiar del que busca razones por las que nos beneficia, que del que nos beneficia sin buscar razones - Miguel de Unamuno